5 Tips para ser mas feliz cada dia

La felicidad depende de ti. Nadie, excepto tú, puede trabajar para cumplir tus sueños, para vivir de forma más alegre y para ir creciendo como persona. Por este motivo, es importante que empieces a hacer un cambio de actitud y apuestes por una vida más relajada, optimista y, sobre todo, donde tú estés en el centro. El cambio empieza en uno mismo y, si quieres hacer el bien a los demás y al mundo, tienes que estar tú bien, sino, tu energía será negativa y no atraerás buenas vibraciones.

Si quieres aprender cómo ser más feliz cada día tienes que tener muy presente que esto SOLO depende de ti. Muchas veces, echamos balones fuera y excusamos nuestra infelicidad por causas ajenas como, por ejemplo, «El chico que me gusta no me quiere», «No me siento reconocida en el trabajo», etcétera. Pero lo cierto es que todo depende de ti y de la forma en la que tengas de canalizar tus emociones. Aprender a gestionarlas es esencial para poder vivir de forma tranquila y positiva.

Pero, además, aquí te vamos a dar 5 tips para ser más feliz cada día y que pueden ayudarte a hacer este cambio de actitud tan positivo y beneficioso. ¡Aquí los tienes!

  1. Vive el presente: si quieres aprender a ser más feliz es importante que te centres en el «aquí y ahora». Muchas veces nos obsesionamos con aspectos del pasado que no hemos sido capaces de perdonar o, también, nos centramos demasiado en el futuro al que queremos llegar. Pero ¿qué pasa con tu vida actual? Pensar en el día a día, en lo que harás hoy y mañana para ser feliz es esencial para sentirte bien y satisfecho con tu vida.
  2. La felicidad está en ti, no en el exterior: este es otro concepto imprescindible que debes tener en cuenta si lo que quieres es recuperar el timón de tu vida. Pensar que los demás son los que tienen que hacerte feliz (tu pareja, tus amigos, tu trabajo, etc.) es un error muy frecuente y que tienes que solventar desde ya. Tú tienes que ser feliz de forma independiente y, los demás, tienen que ser complementos a tu felicidad, nunca tu fuente.
  3. Busca el lado positivo: es importante que seas capaz de ver el «vaso medio lleno», es decir, ver lo positivo de las situaciones que te pasan, sean buenas o malas. Todo en la vida tiene un aprendizaje, un jugo que podemos sacar a las experiencias y es importante que seas capaz de verlo y de valorarlo. En la vida a veces se gana y a veces se pierde pero ¡siempre se aprende!
  4. Ponte metas: para poder ser más feliz cada día es importante que seamos conscientes de los progresos que vamos consiguiendo, de lo que vamos evolucionando. Y, para ello, nada mejor que irte poniendo retos que quieres conseguir. Lo mejor es que vayas uno a uno para no colapsarte y para no dejarlos a medias. Si, por ejemplo, quieres cuidarte más, márcate este objetivo y propón, por ejemplo, que en un periodo de 6 meses quieres estar yendo 3 veces al gimnasio y haber perdido 5 kilos.
  5. Quiérete tal y como eres: otro aspecto importante es que dejes de ser tu peor enemigo. Ser excesivamente crítico con uno mismo lo único que hará es que te sientas inseguro y que bajes tus niveles de autoestima. Es importante que seas capaz de ver tus defectos pero también tus virtudes y que aprendas a perdonarte por tus fallos y tus equivocaciones. Nadie es perfecto así que no te tortures y practica el amor hacia ti mismo.

Otros buenos consejos:

Pero, además de los consejos que te hemos dado, si quieres ser más feliz cada día también puedes aplicar una serie de hábitos y rutinas que pueden ayudarte a sentirte más a gusto y más satisfecho con la vida que estás llevando. Aquí te damos algunas buenas praxis con las que podrás mejorar tu estado de ánimo.

Meditación para ser feliz: Si hay algo claro es que el estrés es el peor enemigo de la felicidad. Por este motivo, tener la costumbre de parar unos minutos al día, de relajarte y de sentir el presente es algo muy positivo para tu mente y para tu cuerpo. La meditación te ayudará a calmarte y a conseguir tener una energía más relajada y positiva. Tan solo practicando 20 minutos al día conseguirás empezar a sentir los beneficios de esta milenaria práctica. En este otro artículo te contamos cómo dejar la mente en blanco para meditar.

Abre tu mente a la novedad: Si quieres ser más feliz es importante que te atrevas a explorar nuevos territorios que son desconocidos para ti. Quedarte en lo conocido te aportará, cada vez, menos satisfacciones porque ya no tendrás apenas retos ni novedades; sin embargo, si empiezas a probar cosas nuevas conseguirás crecer, aprender de ti y salir de tu rutina. Así que abre tu mente y estate dispuesto a hacer nuevas actividades.

Cuida de tu cuerpo: Es importante que te quieras, te respetes y te cuides. Tanto a nivel físico como a nivel mental. Una persona con baja autoestima será una persona que se cuide poco y que se tenga en un segundo plano; sin embargo, una persona que se quiere suele cuidar de su cuerpo y, ante los demás, se muestra radiante. Si quieres empezar a sentirte mejor contigo mismo no hay nada mejor como empezar a cuidar de ti. Si tú no lo haces, nadie lo hará.

Dedica tiempo a tus hobbies: Sabemos que el día a día suele estar plagado de obligaciones: el trabajo, la familia, la casa, etcétera. Sin embargo, no puedes dejar que todo esto te aplaste ni termine contigo. Tienes que procurar guardarte, al menos, 3 días de la semana para ti (aunque sean unas horas): ir al gimnasio, leer un buen libro, escuchar música, ir al teatro… ¡lo que más te guste!

Agradece lo que tienes: Y, por último, para poder ser más feliz cada día es importante que seas consciente de lo que tienes en la actualidad y que des las gracias por tenerlo contigo. Está claro que siempre tendrás metas que quieres cumplir, sueños y deseos pero todo llegará, por ahora, fíjate en todo lo que has conseguido obtener y quiérete por ello. Ha sido un trabajo tuyo que has hecho de forma constante y, ahora, tienes que valorarlo.

Fuente: www.psicologia-online.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*