Características de personas mentalmente frías para tomar decisiones

Las personas mentalmente frías para tomar decisiones tienen características que los hacen distintos a las demás. Son claros, contundentes y enfocados. Son personas que están orientadas hacia el logro de sus objetivos y no permiten que las excusas o los miedos se interpongan en su proceso.

¿Tienes las características de una persona mentalmente fría?, Lo interesante es que estas características no son excluyentes, es decir, son habilidades que pueden ser aprendidas y desarrolladas por aquellos que quieren llevar su vida al siguiente nivel y diferenciarse por el tipo de decisiones que toman. Así que conócelas, apréndelas y conviértelas en un hábito.

  1. Tienes Enfocada Tu Mente En El Futuro Y No En El Pasado

No te quedas pensando en lo que pudo pasar, en las oportunidades que tuviste y no tomaste, y muchos menos en las decisiones que pudiste haber tomado de manera distinta. Con el pasado no puedes hacer nada, y tú lo sabes.

Prefieres enfocarte en el futuro, en lo que puedes cambiar, mejorar y que realmente impactará tu vida. Las personas mentalmente frías prefieren pensar en escenarios que pueden cambiar, a diferencia del resto que vive en nostalgia pensando sobre su pasado.

  1. Para Tomar Decisiones Te Basas En Datos Y Razones

Nada de opiniones, corazonadas o interpretaciones. Tú te basas en datos fríos, en razones con fundamento y en información que puedes verificar. Si bien no siempre puedes tener todos los datos a tu mano, tratas de minimizar la incertidumbre en cada decisión.

Adicionalmente te gusta saber el porqué, quieres entender las razones por las cuales las personas toman decisiones, y más cuando estas te involucran.

  1. Creas Planes Para Seguirlos Y Alcanzarlos

Eres metódico para alcanzas tus objetivos por medio de planes. Entiendes que la suerte solamente aparecerá en tu vida cuando eres dedicado, constante y tienes determinación, así que creas planes que te permiten maximizar tu rendimiento.

Sin embargo esto no significa que no seas flexible, ya que estás dispuesto a cambiar el plan siempre y cuando esto te garantice alcanzar tus objetivos.

  1. Evalúas Las Alternativas Y Consecuencias De Tus Decisiones

Te gusta analizar cuáles son los beneficios, amenazas, consecuencias y alternativas que tienen tus decisiones. Piensas desde los pequeños detalles hasta los resultados más complejos.

Es por esto que eres mentalmente frío para tomar decisiones, porque tienes en consideración los pros y los contras de tus elecciones; porque no permites que tus emociones se interpongan ante los datos duros y reales.

  1. Para Ti No Hay Objetivos Imposibles, Sino Métodos Deficientes

Como ya lo mencionamos, te enamoras de los resultados y no de los métodos para lograrlos. Te pueden llamar frío e insensible, pero tu orientación hacia el logro determina tus decisiones y comportamientos.

Si una estrategia no está funcionando no tienes ningún problema en modificarla, y si definitivamente no está dando resultados, eres el primero en desecharla.

No eres un romántico de las segundas oportunidades, quieres que las cosas funcionen, y que lo hagan de la mejor manera. Simple.

  1. Tu Primer Paso Para Decidir Es Adquirir La Mayor Cantidad De Información Posible.

La información se ha convertido en tu mejor aliado para tomar decisiones; datos, informes, evaluaciones y análisis son fuentes que utilizas para formar un criterio y tener fundamento para tomar decisiones.

En otras palabras amas a Google, tienes configurada las alarmas de notificaciones cada vez que se genera contenido en alguna temática que te importa, sigues a los líderes de tu industria en Twitter y constantemente estás leyendo blogs y medios que te capacitan.

  1. Tienes La Fortaleza Mental Para Dejar Atrás Las Cosas

Debido a que tienes una mente enfocada en el futuro y no el pasado, tienes la fortaleza mental para abandonar aquellas cosas o personas que no le están agregando valor a tu vida. Tienes algo claro y es que no piensas permitir que ni personas u objetos se conviertan en el centro de tu vida.

En vez de esto, actúas, ejecutas y mides. Si está funcionando lo continúas haciendo, sino pasas al siguiente plan o metodología.

  1. Te Encantan Los Juegos Que Exigen Y Ponen A Prueba Tu Mente

Te gustan los juegos de mesa, el ajedrez y todo reto que exige y pone a prueba tu capacidad mental. Te gusta pensar, analizar e ingeniarte estrategias hasta para un simple juego de mesa.

Este rasgo de personas mentalmente frías para tomar decisiones refleja tu pasión por ganar. Te encanta ganar, desde los mejores negocios hasta un simple juego de mesa. Es tanto tu deseo de ganar que estás dispuesto a manipular tu mente para ser más exitoso.

  1. Llevas Un Control De Tu Tiempo Y Actividades

Te gusta medir cómo inviertes tu tiempo, en qué actividades te la pasas la mayor parte de tu día, y siempre estás pensando cómo puedes mejorar tu productividad. Eres de lo que prefiere automatizar las decisiones más sencillas con el fin de poderte enfocar en las más importantes.

Entiendes que en la mañana tienes mayor energía mental, así que tomas las decisiones más importantes a esta hora del día. Te gusta rodearte de personas que te maximizan y facilitan tu vida, que te llevan a un nivel mental superior y que tienen algo para aportarte.

  1. Finalmente, No Permites Que Tus Decisiones Sean Tomadas Por Tus Emociones.

Para terminar, esta característica es la más descriptiva de las personas que son mentalmente frías para tomar decisiones. A la hora de tomar decisiones tratas de eliminar completamente tus emociones de la ecuación.

Fuente: www.adictoalexito.es

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*