El Hombre en Busca de Sentido: Doctor Victor Frankl

LIBROS Y LITERATURA PARA AUTOCONOCIMEINTO PERSONAL

Porque, el hombre, en verdad, es el ser que siempre decide lo que es.

El hombre en busca del sentido, es una obra que logra que el lector reflexione sobre sus valores, sus propósitos y sus planes: ¿Puedes ver hacia el futuro y responderte a ti mismo qué quieres ser, y cómo hacer para lograrlo?

En esta obra, en modo autobiográfico, el Dr. Frankl explica la experiencia que le llevó al descubrimiento de la logoterapia. Es la historia íntima de un campo de concentración contada por uno de sus supervivientes. No se ocupa de los grandes horrores suficientemente descritos por otros personajes, el autor cuenta esa otra multitud de pequeños tormentos para pretender dar respuesta a la siguiente pregunta: ¿Cómo incidía la vida diaria de un campo de concentración en la mente del prisionero medio?

Resumen de la obra

Prisionero, durante mucho tiempo, en los bestiales campos de concentración, él mismo sintió en su propio ser lo que significaba una existencia desnuda. Sus padres, su hermano, incluso su esposa, murieron en los campos de concentración o fueron enviados a las cámaras de gas, de tal suerte que, salvo una hermana, todos perecieron. ¿Cómo pudo él — que todo lo había perdido, que había visto destruir todo lo que valía la pena, que padeció hambre, frío, brutalidades sin fin, que tantas veces estuvo a punto del exterminio —, cómo pudo aceptar que la vida fuera digna de vivirla ?

En los campos de concentración habían dos tipos de prisioneros diferentes, a saber: el prisionero corriente, que sufría los trabajos más duros y recibía la crueldad de los soldados y los denominados «capos», prisioneros que actuaban como especie de administradores y tenían privilegios especiales, los cuales menudo trataban a los otros prisioneros peor que los mismos soldados¸ para este trabajo se elegía únicamente a los más brutales.

Los «capos» se elegían de entre aquellos prisioneros cuyo carácter hacía suponer que serían los indicados para tales procedimientos, y si no cumplían con lo que se esperaba de ellos, inmediatamente se les degradaba. Pronto se fueron pareciendo tanto a los miembros de las SS y a los guardianes de los campos que se les podría juzgar desde una perspectiva psicológica similar.

Fuente: www.monografias.com

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*